05/13/19

(ATR) El presidente de la Federación de Fútbol de los Estados Unidos, Carlos Cordeiro, ratificó su “apoyo total” a la selección nacional femenina a menos de un mes de la Copa del Mundo en París.

El presidente de la Federación de Fútbol de los Estados Unidos, Carlos Cordeiro (US Soccer)Las declaraciones de Cordeiro a Around the Rings se realizan en momentos en que las integrantes del equipo de Estados Unidos mantienen una demanda por lo que consideran “discriminación de género” contra la Federación.

“Tenemos plena confianza en que nuestras jugadoras serán implacables en su búsqueda de ganar la Copa Mundial en Francia. Al mismo tiempo, trabajaremos incansablemente para brindar a nuestro equipo todo lo que necesita para competir y ganar otro Campeonato mundial y mantener la posición de Estados Unidos como líder mundial en el fútbol femenino” expresó Cordeiro.

Estados Unidos, campeón vigente desde 2015, ganó también en 1991 (la primera edición) y en 1999. Alemania (2003 y 2007), Noruega (1995), y Japón (2011) completan la galería de campeones.

Estados Unidos es la única selección en haber jugado en todas las semifinales.

El Campeonato Mundial, que comenzará el 7 de junio, contará con más de 30 millones de dólares en premios a repartir entre los 24 equipos.

El monto triplica el distribuido en el Mundial de Canadá 2015, sin embargo la propia FIFA ha reconocido la necesidad de conseguir en el futuro el mayor equilibrio posible en cuanto a las compensaciones económicas con la esperanza de que algún día el fútbol femenino genere más que el fútbol masculino.

Por ahora, la Copa del Mundo masculina genera la mayor parte de los mil millones de ingresos de la FIFA . 

A fines de la pasada temporada sindicatos de jugadoras de varios países expresaron oficialmente sus críticas ante sus federaciones nacionales y la FIFA por lo que estimaron “falta de igualdad de género”.

Cordeiro declinó hacer comentarios sobre la situación actual de la reclamación de las jugadoras de Estados Unidos, a preguntas de ATR.

Las futbolistas presentaron la demanda el 8 de marzo en el Tribunal de Distrito en Los Angeles amparadas en la Ley de igualdad de remuneración y el Título VII de la Ley de derechos civiles, alegando una remuneración desigual con sus homólogos de la Selección nacional masculina. 

En un comunicado Cordeiro no ocultó su sorpresa ante la reclamación y recordó que US Soccer y la Selección Nacional Femenina habían llegado en 2017 a un acuerdo colectivo hasta el 2021 para otorgarle salarios más altos y mejores beneficios a las atletas.

La seleccion femenina de Estados Unidos (US Soccer)Las selecciones nacionales masculinas y femeninas de los Estados Unidos tienen acuerdos de negociación colectiva separados, y su salario se estructura de manera diferente. Pero la demanda citó varios casos de supuesta inequidad.

En su carta abierta , Cordeiro mencionó ejemplos para demostrar que la federación había aumentado su inversión en el equipo nacional femenino y reiteró que US Soccer y la Selección Nacional de mujeres “siguen siendo socios con metas y aspiraciones compartidas”.

Al gunas fuentes cercanas al caso, consultadas por ATR, no se mostraron optimistas en que un nuevo acuerdo se concrete con las jugadoras inconformes antes del comienzo de la Copa Mundo.

Pero Cordeiro ha insistido en que US Soccer mantiene todos los canales de comunicación abierto para las jugadoras mientras reitera en la importancia del diálogo como objetivo mutuo para preservar el enfoque principal: el triunfo en la cercana Copa Mundial.

MUNDIAL 2026: “FUTBOL SERA DEPORTE MAS IMPORTANTE DE USA”

Paralelamente, USA Soccer enfrenta el gran desafío del Campeonato Mundial de 2026 a la cabeza de la sede tripartita junto a México y Canadá.

“Organizar esa Copa Mundial será una oportunidad extraordinaria para dinamizar el fútbol en Estados Unidos, no solo en 2026, sino en los años precedentes” dice Cordeiro a ATR.

“La emoción en el camino hacia el torneo inspirará a una nueva generación de jóvenes y adultos y atraerá a más jugadores a nuestras filas, especialmente de las comunidades marginadas e inmigrantes de otras naciones amantes del fútbol. 

(US Soccer)“Esos jugadores ahora pueden soñar con ver – y tal vez en competir – en una Copa Mundial en territorio estadounidense en siete años.

“Traer el evento de fútbol más importante del mundo a América del Norte también ayudará a generar nuevos ingresos que podemos invertir para que el fútbol sea más asequible y desarrollar a los mejores jugadores y jugadoras, entrenadores y árbitros en todos los niveles. Atraerá aún más a los fanáticos, cuya pasión está ayudando a impulsar el crecimiento fenomenal del fútbol en todo Estados Unidos.

“En resumen, esta es una gran oportunidad para acercarnos a nuestro objetivo de hacer del fútbol el deporte más importante de los Estados Unidos y sentar las bases para su futuro ”

USA “EN RECONSTRUCCION”

Pero en estos años previos al Mundial de 2026, Estados Unidos necesita de los triunfos de sus selecciones nacionales de uno y otro sexo, en mayores, y en las diferentes categorías.

Por ello los dirigentes del fútbol en la Unión Americana deben garantizar recuperar la imagen del equipo nacional masculino que, sorpresivamente, fue borrado en las eliminatorias de la región de Norte, Centroamérica y el Caribe, camino al Mundial de Rusia de 2018.

Por lo que la XV Copa Oro de la CONCACAF que se jugará en Estados Unidos a partir del 15 de junio, con algunos partidos eliminatorios en Costa Rica y Jamaica, será el primer intento de la selección de las barras y las estrellas para devolver la confianza a su afición.

“Nuestra Selección Nacional se encuentra actualmente en un proceso de reconstrucción con un nuevo entrenador en jefe, Gregg Berhalter y con muchas nuevas caras en la plantilla” comenta Cordeiro.

“El equipo comenzó el 2019 con el pie derecho, por lo que estamos muy contentos con el progreso que hemos visto tanto dentro como fuera del campo.

“Tenemos dos amistosos programados para junio que servirán como una buena preparación para la Copa Oro, y estamos seguros de que nuestro equipo tiene la calidad y el derecho de competir por otro título.”

Desde su creación, la Copa Oro ha sido ganada en siete ocasiones por México, seis veces por Estados Unidos y una por Canadá.

De madre colombiana y padre portugués – indio, Cordeiro emigró a los Estados Unidos desde la India con su madre y tres hermanos a la edad de 15 años y se convirtió en ciudadano estadounidense 10 años después. 

Hoy, con el Mundial 2026 en el horizonte, le ha tocado el momento histórico, junto a otros actores, de convertir al “soccer” en un verdadero protagonista dentro del codiciado espectro de los deportes profesionales estrellas de los Estados Unidos.

Leave a Reply